PEELING FACIAL

Es un tratamiento que se aplica sobre la piel del rostro, cuya acción se centra en la exfoliación profunda. Actúa sobre las capas superficiales de la piel y sirve para eliminar pequeñas imperfecciones, como acné, manchas o pequeñas arrugas.